Cómo tener un corazón saludable

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Los altos niveles de estrés, así como las malas costumbres de alimentación traen consigo problemas de salud, sobre todo en el corazón que se deben evitar a tiempo.

Según estudios cerca del 16% de los fallecimientos  por causa natural en España obedece a razones de índole cardiovascular. A propósito del día del Corazón celebrado el 29 de septiembre, Especialista explica cómo se podría bajar esta estadística por medio de la prevención, donde el hábito del ejercicio es primordial en la buena salud del órgano vital.

Básicamente una de las cosas que tenemos que tener en cuenta frente el proceso de fortalecer el corazón es lograr disminuir los factores de riesgo. La edad, el género, los antecedentes  familiares y estilo de vida son variables que influyen de manera directa en el desarrollo de enfermedades cardíacas; el estilo de vida y los hábitos alimenticios son claves en la prevención de este tipo de dolencias.

Los factores de riesgo dentro del estilo de vida se relacionan directamente con los hábitos,  por lo tanto, una persona sedentaria y fumadora tiene mayor posibilidad de morir por causa de un problema cardíaco que alguien que se ejercite regularmente, no fume y se alimente de una manera adecuada.

Realizar actividad física por lo menos 30 minutos, tres días a la semana ayuda a fortalecer el corazón. Sin embargo, es importante tener en cuenta su intensidad, esta debe mantenerse constante o aumentar paulatinamente dependiendo del estado físico de cada persona. No es conveniente que alguien sedentario empiece una rutina de ejercicios excesivos poniendo un umbral de resistencia muy alto.

Dentro del ejercicio recomendado, caminar durante 30 minutos a un ritmo constante es una  excelente opción y lo correcto es introducir la práctica dentro de las actividades cotidianas por lo menos 3 a 5 veces por semana. Este ejercicio aeróbico es importante combinarlo con ejercicios de fuerza con el fin de aumentar la resistencia y mejorar el estado físico.

El ciclismo y running son otras alternativas y una rutina suave mientras se genera el proceso de adaptación es lo ideal. Caminar, correr, trotar y montar bicicleta hacen parte de los ejercicios aeróbicos que se pueden realizar.

Una rutina para realizar en casa

Salga a caminar 15 minutos con una cadencia rápida por su conjunto o barrio.

Continúe cinco repeticiones de cinco sentadillas con descansos de 30 segundos entre repetición.

Realice cinco repeticiones de 10 abdominales y descanse 30 segundos entre repetición.

Haga otra caminata de 10 minutos y culmine con una vuelta a la calma, caminando despacio disminuyendo la velocidad paulatinamente hasta quedar en estado de reposo.

Por último, No olvide los ejercicios de respiración y estiramiento al final de la rutina.




CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

1 opinión en “Cómo tener un corazón saludable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *